DIARIO DEL VIAJERO, TEL AVIV LA CIUDAD MÁS JOVEN DE ISRAEL

Nunca hables de política ni de religión! como dice el dicho. Y Tel Aviv, cuyo nombre, en hebrero, significa literalmente: «la colina (Tel) de la primavera (Aviv)» es claramente una excepción en Oriente Medio: con una de las mejores vidas nocturnas del mundo, una gran tolerancia no importa cual sea tu estilo de vida o preferencia sexual, y una impresionante playa mediterránea, esta ciudad en constante movimiento no tiene igual. Por eso los quiero llevar a descubrir conmigo lo que este increíble destino tiene para ofrecer! Tal vez es por eso que me ha tomado tanto tiempo en llegar a este lugar, aproximadamente 15 horas de vuelo. Mi viaje de una semana por Israel comenzó en Tel Aviv. Si llegas desde otro país, lo más probable es que aterrices en el Aeropuerto Ben-Gurion, el cual lleva el nombre del primer presidente de Israel.

Tel Aviv es una ciudad bastante nueva, fundada solamente en 1909 cuando varias familias dividieron unos terrenos justo a las afueras de la ciudad árabe de Yafo, creando un nuevo barrio para el creciente número de familias judías que estaban llegando a Israel. Hoy en día, es la segunda mayor ciudad de Israel y una de las metrópolis más cosmopolitas y modernas de Oriente Medio. Mi primer encuentro con Tel Aviv fue en el barrio moderno de Florentin, uno de los primeros barros construido fuera de la antigua ciudad portuaria de Jaffa, desde la década de 1980 se ha convertido en uno de lo distritos más modernos de la ciudad, mezclando las tradicionales y estrechas calles con arquitectura moderna e increíbles ejemplos de arte callejero, es llamado el “Wynwood” de Tel Aviv. Caminando hacia puerto, me detuve en la Ciudad Blanca de Tel Aviv que esta en la lista de Patrimonio de la Humanidad, es un bellísimo conjunto de más de 4000 edificios que se construyeron en una forma única de estilo Bauhaus y representa el movimiento modernista de arquitectura que se desarrolló en Europa durante el siglo XX. Mientras caminaba en busca de más ejemplos de edificios Bauhaus, me topé con una de mis partes favoritas y más animadas de Tel Aviv, el Mercado del Carmel, es el mayor y mas abarrotado de la ciudad; se trata de un lugar increíblemente vibrante donde puedes encontrar cualquier cosa que te imagines: comida y frutas locales, zumos recién exprimidos, música, ropa, electrónica… de todo! Y pos supuesto compre mis regalos para el recuerdo. ¡En cuanto entré al mercado comencé a darme cuenta de que estaba en Oriente Medio! Un gran contraste en comparación con el aire moderno de Tel Aviv. El resto del día lo pasé disfrutando de la parte más destacable de Tel Aviv: su increíble playa, el imponente mediterráneo.

Extendiéndose por kilómetros en el lado occidental de la ciudad, la playa constituye una parte esencial del estilo de vida de Tel Aviv. Algo que me impresiono es que la playa se divide en diferentes secciones para todo tipo de públicos: familias con niños tomando el sol, locales y turistas haciendo footing y la playa de los ortodoxos judíos, que por ley bíblica no pueden bañarse ni compartir playa con el sexo opuesto, tienen una zona exclusiva para ellos y funciona un día para cada género. Al pasar por la puerta hay un letrero que dice “Hoy es el día de” y un cartel intercambiable más abajo puede decir “los hombres” o “las mujeres. Además, está toda cercada para que la vista al exterior e interior no sea tan sencilla. Y justo al lado de esta, las playas gays… ¡no hay espacio para los prejuicios en Tel Aviv! De echo, Tel Aviv es una de las ciudades más abiertas del Oriente Medio, y se podría decir incluso del mundo. La ciudad fue elegida como la ciudad más tolerante hacia el colectivo LGTB del Oriente Medio. Por cierto, durante mi estancia tuvo lugar el “Gay Pride” la celebración del orgullo Gay con mas de 4 millones de visitantes de todo el mundo, fue mi primer vez y estuvo divertido y con una seguridad impresionante. Llegó la hora de la comida y estaba ansiosa por probar esas delicias de la gastronomía israelí. Tel Aviv ha sido elegida la ciudad vegetariana mundial, hasta el punto que esta reconocido por el ejercito, por ello me fui de tour verano y visité uno de sus más célebres restaurantes, el Nanuchka que fusiona elementos del medio oriente con la cocina mediterránea e israelí. El código alimentario judío kosher incita a cocinar con productos de sustitución. En general, las frutas y las verduras adquieren cada vez más importancia en la alimentación de los israelíes, acostumbrados ya al original y mas delicioso hummus o al falafel que he probado en mi vida, shakshouka, cuscús y za’atar que son ampliamente populares en Israel, como lo pude probar en el restaurante Mashya, justo antes de los preparativos del viernes, para recibir el Shabat, pude comer todo el kigel, gefilte fish o pescado relleno y disfrutar de estas delicias de muchos religiosos en Israel. Mi recomendación, es que prueben de todo, sin dejar de tomar el famoso Arak, la popular bebida a base de anís que me lo ofrecían como digestivo después de cada comida, de esos me traje un par!

 

 

Con el estomago lleno me fui a pasear por el mercadillo de Jaffa o Yafo, el barrio mas antiguo de Tel Aviv, con influencia árabe, este es un plan que no te puedes perder si vas a Tel Aviv. Y aunque en la actualidad es un barrio, en su momento fue una ciudad fundada nada más y nada menos que por Noé sus primeros habitantes lo hicieron en el 7.500 a.C. Aquí me encontré con multitud de estudios de pintores, escultores y el epicentro de la moda, hoteles de lujo y un bazar super pintoresco. Seguí caminando y conociendo hasta llegar al famoso Puerto de Jaffa, hoy en día centenares de turistas y curiosos como yo, paseamos por el mar Mediterráneo, sin conocer que en la época de las Cruzadas este puerto sirvió de encuentro para peregrinos que deseaban llegar hasta Tierra Santa…WOW! Y justo allí en uno de esos tantos restaurantes encantadores me senté a deleitar la vista del atardecer desde la playa y fue la forma perfecta para terminar mi día en Tel Aviv. Después de haber recorrido otros destinos, el viaje a Israel es uno de los que más intensamente viví y, más aún, siendo católica. Nada podía hacerme más ilusión que poder pisar, por fin, Tierra Santa y compartirlo con ustedes! Los invito a seguir mi canal de YouTube Stephy Carrillo #ElVlogDeStephy https://www.youtube.com/results?search_query=stephy+carrillo y mis recomendaciones y aventuras en Instagram https://www.instagram.com/stephycarrillom/?hl=es Nos vemos en la próxima aventura!

  • Comentarios ( 0 )

  • Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ARRIBA